PROBLEMAS DE DINERO RELACIONADOS CON CARENCIAS AFECTIVAS

Para los que resuena la problemática…

y para los que no, es un buen análisis de como el ser muestra como un espejo lo que lleva por dentro, consciente o inconscientemente como puede ser la información heredada del clan. 

Gracias Alejandro. 

Y gracias a ustedes. 

RESPUESTA DE ALEJANDRO JODOROWSKY A HUGO, PROBLEMA DE DINERO RELACIONADO CON CARENCIAS AFECTIVAS

Alejandro Jodorowsky: Hugo dice:

Te pido me sugieras algún acto de sicomagia para salir de este círculo vicioso donde me encuentro. Tengo 49 años, soy Gay, y me he permitido recién a los 33 años salir de la casa de mis padres y hacer mi vida, si bien puse en blanco mi situación en ese momento, estuve solo hasta este año, inclusive virgen, este año por primera vez en mi vida me permito tener una pareja profundamente amoroso. Crecí en un hogar muy religioso por parte de madre (posesiva) además llamada Guillermina, padre totalmente ausente, la sombra de mi madre. Siempre he leído que es muy común que ante la ausencia de un padre el hijo varón tienda a ser homosexual, no es mi caso, yo ya lo sabía a los 5 años o menos, tuve un abuso (no violación) por parte de un vecino (me frotó el miembro en la boca), no me desagradó para nada, desde ese momento mi mirada hacia los hombres cambió totalmente. Crecí en un silencio que me duró 30 años de mi vida, escuchando a mi abuela decir: “prefiero una hija prostituta que un hijo homosexual”. Semejante sentencia en mi temprana edad y con todo un matriarcado detrás mío tuve que anular esa parte de mi vida. Durante mi crecimiento buscaba consuelo o refugio en la espiritualidad, que fue lo que me sostuvo durante todo ese tiempo, caminé distintos senderos de religiones y me encontré en el budismo. Despues de casi más de 20 años de trabajos en oficinas con contadores o abogados, decidi retirarme a realizar lo que amo, enseñar a bucear el alma humana y a ayudar a otros en su camino de autoconocimiento. Estoy feliz en mi vida sentimental, este compañero que llegó a mi vida (a través del chat) es un compañero álmico (del alma) nivel de conciencia similar. Mis miedos hoy por hoy es que siempre tengo dificultades con el dinero o sea en lo material (de chico robaba a mi padre, a mis compañeros de clase), es así que pasé por etapas en mi vida de mucha carencia, donde siempre llegaba con lo justo en el bolsillo. Hoy me encuentro haciendo lo que amo, pero el trabajo es muy poco, apenas alcanza para vivir, desearía que me recomendaras un acto de sicomagia para salir de este aspecto donde siempre estoy a la deriva sin saber si el próximo mes podré pagar el alquiler.

Responde Alejandro:

Toda tu misiva está contenida entre dos frases casi semejantes. La comienzas por “Te pido me sugieras algún acto de sicomagia para salir de este círculo vicioso donde me encuentro.”, y la terminas por “desearía que me recomendaras un acto de sicomagia para salir de este aspecto donde siempre estoy a la deriva sin saber si el próximo mes podré pagar el alquiler.” Describes al mundo como un círculo vicioso en donde vas a la deriva… ¿Quién o qué te lanzó a este torbellino? Vives, casto, como un niño, hasta los 33 años con tus padres. Hogar religioso, es decir, pleno de prejuicios sexuales inculcados por una Iglesia conservadora, teniendo encima no sólo a una madre posesiva y viril (su verdadero nombre sería Guillermo) sino también a una abuela castradora y a un padre que actúa como una sombra. Careces de una esencial comprensión, no recibes amor. El vecino que comete el abuso, si bien no te resulta desagradable, es un pedófilo despreciable, incapaz de verte como un hermoso ser humano, utilizándote sólo como objeto sexual… Tú, carente del cariño hogareño, recibes esa acometida sexual, como un acto de amor, tan carente estás de caricias. Te liberas a los 33 años, pero sigues prisionero en las prohibiciones de tus padres y tu abuela. Conservándote virgen, huyes de la religión de ellos para refugiarte en otra religión, el budismo. Pasas de una soledad a otra. Por fin, a los 48 años conoces por primera vez el amor. Pero, a pesar de que tu compañero es tu alma gemela y te colma de satisfacción, el enorme e injusto vacío emocional y sexual que ha sido casi la mitad de tu vida aún pesa sobre ti. Yo siempre he dicho que para sanar a los otros hay que haber sufrido en nuestro propio ser la enfermedad. Lo que enseñas a los otros, bucear en sus almas para llegar al autoconocimiento, es lo que sientes que te falta a ti. Aunque estés seguro de lo que has aprendido en las diversas religiones y el budismo, aquello no te sirve para cicatrizar la enorme herida que tu familia (además de los contadores y abogados) te ha infligido. El amor que deseabas obtener lo proyectabas en el dinero: creías que nunca te lo iban a dar, por eso lo robabas a tu padre y tus compañeros de colegio: ese dinero eran las caricias que no te daban. Tu abuela, al atacar y despreciar a los homosexuales, te desvalorizó. Inconscientemente crees que no vales, que no mereces las debidas caricias. Es por esto que no puedes, o te impides, ganar dinero. Vives con los bolsillos semi vacíos, a semejanza de tu corazón de niño. El dinero que no ganas es para ti símbolo de lo que , inconscientemente, crees que no mereces ganar. Un bolsillo lleno, (el lleno que te daría el placer sexual) te está prohibido: perderías la protección de tu familia. ¿Comprendes?… Para lograr vencer esta prohibición, sin sentirte más despreciable que una puta, debes desobedecer a tu abuela. Me pides un acto de psicomagia que te haga salir del circulo vicioso de la carencia. Tienes 49 años. Para sacarte de tu problema, no puedo sino recomendarte un acto extremo… Con la aprobación de tu amado, deberás, durante 15 días, tener relaciones sexuales con un hombre diferente. ¡No te sorprendas ni cambies mi receta! ¡No es un solo hombre diferente sino quince hombres distintos, uno cada día! Cesa de ser la Vírgen María. Conoce lo que es ser María Magdalena. Cuando regreses a tu hogar, en esa quincena, tu amado deberá frotarte todo el cuerpo con un billete de 500 euros, para luego besarte depositando de su boca a la tuya una monedita de oro, que conservarás en una caja con forma de corazón. Al término de este período, habrás coleccionado 15 moneditas de oro. Con ella dentro de la caja, irás al cementerio donde reposa tu abuela. Junto a su tumba, los dos de pie, dejarás que tu amado te bese con pasión la nuca mientras tu agitas la caja haciendo sonar las monedas de oro e insultando a tu abuela, a tu madre, y a tu padre, hasta que te canses. Vomitarás tu rabia, tu llanto retenido, tu infantil desolación. Luego de esto irás donde un joyero para que te fabrique con las 15 monedas un collar que llevarás siempre. Si haces esto , te sentirás libre para ganar el dinero que se te antoje.

Imagen: David Garcia

Fuente: http://www.planosinfin.com/

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA, HUMANISMO, jodorowsky y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s