“CASUALIDADES” … JA, JA

Buenos días, viajeros de luz

Como les decía en la entrada anterior, desde que brotó la idea de pasar unos días en un sitio diferente antes de llegar a Castellón que es el punto de culminación para desarrollar el taller de la mano de la biodescodificación y la medicina china que allí nos espera  (es así siempre que una se deja, claro) las sincronías, las “casualidades” o como quiera que le llame cada cual, no han dejado de suceder y en la vivencia de cada detalle  se me va el tiempo sin sentarme a compartirlo con ustedes.

Como digo, ya empezaron antes de salir. La primera fue la siguiente: yo estaba navegando entre páginas de internet para encontrar un lugar en el que nos sintiéramos agustito durante una semana y que estuviera “por primera vez en mi vida” al lado, lado de la playa. De repente, y sin que yo tuviera algo que ver apareció una página que ya digo yo no había encontrado. Apareció. ¿Y qué apareció?

Una casa preciosa con unos jardines de alegrarte el corazón. Inmensa. Con un ficus centenario que preside una de las entradas. Mi “idea de vivir” más querida me lleva a organizar cursos residenciales donde sintonizarnos para salir a la “cruda” realidad con fundamento y sin miedos. Y esa casa yo la había visto en sueños, en “ensueños”… no lo sé. Así que – claro, el precio era de ja,ja – sabiendo que esta vez, al menos, no era para nosotros le escribí un mensaje a la dueña de la casa. Dueña de la casa que me llamó en 10 minutos y ¿cómo se llama? Milagro (no Milagros, no. Solo uno – decía ella ayer cuando la conocimos ) Y a Milagro le encantó la idea y cuando le dije que vendríamos a pasar unos días a la misma zona nos pidió que fuéramos a verla, que nos la enseñaba de mil amores. Cuando le expliqué cómo la había encontrado se reía… “de verdad que me alegro porque algo así había soñado yo siempre para este lugar”. Después vendrá el hablar de precios.

Si puedo compartir una foto con ustedes, lo haré (a veces lo consigo y otras no, ja, ja). Querrán venirse todos, ya lo verán.

IMG_20130913_192204

 

Vamos a por la segunda que tiene su aquel: la noche antes de venirnos, buceábamos por google map con un amigo en la distancia para enseñarle donde nos quedaríamos estos días de asueto al ladito de la playa… lejos del frío de nuestra tierra. Los mapas no han sido mi fuerte así que no nos localizábamos bien…Este amigo me decía, ¿ves el Castillo? Pues mira, sigues para abajo y antes del puerto hay una rotonda que pone “Pescados Galán”. Yo por más que miraba, veía una rotonda pero no veía “Pescados Galán” por ningún lado. “Pero ¿no lo ves? Me decía él” “Pues no”. Al final, LO VÍ. Ja, ja. El Finder, después de acabar la conversación con este amigo, me dice “hay que ir a pescados Galán, a ver qué nos tienen que decir”

Y el primer día que llegamos al mar, después de comer que el viajecito se las trajo y estábamos que no nos teníamos de hambre y de cansancio, nos acercamos a la rotonda en cuestión a ver si veíamos la tal pescadería. Como al lado está la lonja nos acercamos a preguntar: ¡cerrada!. Este mes están de descanso de pesca así que no la abren pues traen el pescado – sobre todo las gambas por las que es famoso el pueblo – de otros pueblos. Está cerrada pero los pescadores andan por allí así que pregunté a un señor que venía ¡silbando! (tan raro hoy día) que me explicó lo del descanso y me dijo que Pescados Galán tenía varios puestos en el mercado central.

Al día siguiente, rico paseíto por la playa que nos llevó al pueblo y nos acercamos al mercado. Cuatro gatos comprando (afortunadamente y como tenía que ser porque eso nos permitió conversar largo rato, si hubiera sido ayer habría sido del todo imposible la conversación pues el mercado estaba lleno). Al Finder le encantan los mercados – lo comparto con él – y nos fuimos recreando con todo lo que allí ofrecían. “Casualmente” la entrada elegida para empezar resultó ser la opuesta a la de las pescaderías así que tardamos un ratito en llegar al espacio que tienen dispuesto para ellas al que se accedía pasando bajo un arco de medio punto. Entramos y justo a la derecha, el primer puesto: pescados Galán. ¡Ole!

Detrás del puesto un señor y una chica. ¿El señor Galán? Si, ¿qué desean? Le conté la peripecia del mapa y que veníamos desde el otro lado del país a verle… cuando le dijimos de dónde veníamos dice “mis ancestros vienen de allí, qué casualidad. Mi tatarabuelo se vino aquí e iba vendiendo pescado por las calles con un burrito y como no había ni papel ni plástico por supuesto, las señoras salían con un platito a buscar el pescado. Desde entonces todas las generaciones se han dedicado a la pesca y a venderla”. Nos reíamos con la coincidencia… él no sabía de qué pueblo de nuestra tierra era el tatarabuelo “pero me enteraré, si venís estos días ya hablaremos”. Ya lo creo. Si se dan las circunstancias le haré una “entrevista” para que nos cuente esa peripecia de venirse de una tierra de toros a vender pescado al mar del este.

La chica que estaba con él en el puesto es su hija. No voy a contar la historia porque es íntima, sin embargo si decir que  está viviendo una “enfermedad” y  a la pregunta de “desde cuándo” ( primera pregunta en biodescodificación) me dice “desde el embarazo del segundo hijo” y cuando le digo la emoción “oculta” detrás de sus síntomas me dice “eso es, eso es lo que viví”. Bueno, por resumir, ¡coincido con el Finder! Algo nos tenían que decir.

Por cierto, las gambas tan conocidas tienen por qué ser tan famosas: ¡riquísimas, riquísimas, riquísimas! A su salud también fueron.

Y ahora, viajeros, les dejo un ratito. Estoy deseando darme un bañito. Es el primer día que hace sol de verdad aunque a mí personalmente el tiempo ese de temperatura rica y nublado ¡me encanta!. Venimos de una tierra fría, esta temperatura aunque no haga sol para nosotros es de veranito y disfrutar de chiringuito (con el chico que lo lleva ha habido coincidencias mil) tiene siempre premio.

Qué disfruten de tó.

Gracias

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s