LA TRAMPA DEL ÁRBOL GENEALÓGICO

Entre ayer y hoy estoy viviendo precisamente el “inicio” de una de las trampas de mi árbol. Te quedas anonadada de cómo – si no pones consciencia, o sea luz – las cosas parecen escritas y se representan tal cual. 

¡Uau! Da vértigo. 

Por si acaso mi luz está “mitigada” por filtros e historias… por fa, pongan una velita…seguro que el transcurso del acontecer se ilumina.

Gracias, de todo corazón, gracias

arbol
LA TRAMPA DEL ÁRBOL GENEALÓGICO NOS CONDUCE A UN DESTINO.

Alejandro Jodorowsky: Cuando conoces los problemas que te transmite tu árbol genealógico hay que desidentificarse, haciendo de ese árbol una entidad danzante, aliada y luminosa. Somos portadores de los conflictos no solucionados de nuestro árbol, el cual arrastra mucho sufrimiento aunque también trae consigo muchos dones.

Somos producto de proyecciones, nadie nos ve, todos proyectan imágenes sobre nosotros como en una pantalla de cine. Nos enamoramos de alguien por su forma física, profesión, apellido, nombre de pila, pero no por lo que verdaderamente es esa persona. ¡Nos hemos enamorado de una proyección! Después lucharemos para que esa persona cambie y se amolde a nuestras pretensiones en un feroz combate que acabará por destruirnos.

Pero muchas veces nuestros padres no nos ven, no tienen tiempo, o tienen muy poco para nosotros…

Si tus padres no te han visto como eres, acabas teniendo sed de público acabas siendo actor. Es el síndrome del niño “invisible” que para compensar se transforma en un actor.

Se cometen un montón de atrocidades. ¿Qué podemos hacer?

Hay que detener la culpabilidad, no sirve para nada. Cometer errores es humano, aprendemos de ello para no repetirlos, elevando nuestra conciencia y la de los que entran en contacto con nosotros. ¡Todos nuestros errores son divinizados porque se vuelven útiles a los otros!

¿Qué debemos buscar en el árbol? 

El árbol tiene un comportamiento oculto que nos posee. Podemos buscar la “trampa” del árbol. La que nos conduce a un destino más o menos reconocible según sea nuestro grado de conciencia. Si la elevamos, podemos mejorar nuestro destino.

 Fuente: http://planosinfin.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA, jodorowsky y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s