LOS MIEDOS NATURALES A TRAVÉS DE LAS DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA – ROBERTO PEREZ – IMPRESCINDIBLE

Así lo siento, al menos, imprescindible su escucha. Y para que sea más fácil después tenerlo a mano porque lo vamos a tener que leer y poner en marcha… les comparto la transcripción de la conferencia completa con un esquema de las 10 etapas para que así sea más sencillo de ver y trabajar. 

En este tiempo de cuarentena que todavía no lo está siendo propiamente pues hay un entrar y salir que a ratos me complica emocionalmente el día… hace unos cuantos me preguntaba cómo hacer para disolver el miedo. Claro, cuando hablamos en general, el miedo, todos los sentires y situaciones que nos colocan en esa frecuencia, se hacen una pelota grande porque todos los miedos están juntos y a veer cómo los disuelvo todos a la vez. Así que sabía que lo tenía que fragmentar e ir viéndolos de uno en uno… 

A estas alturas ya sabemos, aunque a ratos se nos olvide, que cuando uno necesita algo de verdad … el Universo se confabula para que lo tengas. En esas estaba, en el cómo, cuando abro you tube y como recomendados me aparece esta conferencia de Roberto Perez, para mí hasta entonces desconocido. ¡Bendito sea!

Es una clase magistral que llega en el momento adecuado porque no llegó antes así que los ojalá hubiera… no nos sirven. Llega ahora y a partir de ahora nos toca trabajar porque ahora sí ya sabemos. 

Y es que nadie nos habló del miedo, de los miedos. El miedo era algo a superar, a no tener… “miedica…” era un calificativo que no nos gustaba nada si alguien nos lo decía ¿a que no? Y resulta que en las culturas antiguas no solo hablaban de ellos sino que los consideraban naturales y por lo tanto, como naturales que eran, podían ofrecer herramientas para su disolución, para su trabajo. Ese trabajo interno para gobernar los miedos y así florecer como todo en la naturaleza… era considerado el trabajo por excelencia en la vida. 

En nuestra cultura occidental se trata de esconderlos para que nadie pueda hacerte daño, ja, ja…¡si el miedo se huele o si no que se lo pregunten a los que temen a los perros!

Roberto Pérez, nos trae un trabajo de investigación sobre lo que esas culturas antiguas proponían para ser capaces de gobernar los miedos naturales que en cada etapa de la vida aparecían. Un trabajo impecable y expresado en un tono cariñoso que les abrirá el corazón y la mente a otra perspectiva. 

Aprovechen a compartirlo con amigos y sobre todo si tienen hijos adolescentes. ¡Uau! Recuerdo perfectamente esa etapa de mi vida con mucha rebeldía por mi parte y mucho sufrir para mis padres… solo por no saber que todo era natural…y por no saber las herramientas. 

¡Gracias a este “maestro” y al Universo por su generosidad en darnos herramientas, recursos… ! ¡Qué la Vida nos asista para no pasarlos por alto!

Y gracias infinitas a ustedes por su compañía y oportunidad que me brindan de compartir-les. 

Y ahora pequeños problemas técnicos por ignorancia. He intentado subir la transcripción en una plataforma que uso otras veces y así solo necesitaría copiarles el enlace pero no me lo permite por incompatibilidad de no sé qué que no entiendo de momento. Así que se la comparto en esta misma entrada así a lo “bruto” porque la entrada quedará un pelín larga. En ese trabajo de transcripción conté con la ayuda inestimable de una persona que ya había hecho el esquema de las 10 etapas ( incluyo el enlace de su trabajo al final de la propia) a los que yo he añadido los detalles que me han parecido interesantes de recordar sobre todo en la etapa de la adolescencia. Espero aprender en breve. 

He incluido la entrada en bio descodificación porque considero esta sabiduría que van a escuchar una herramienta muy útil para trabajar en bio igual que utilizamos técnicas de PNL o hipnosis o una servidora el qigong y la medicina tradicional china. 

LOS MIEDOS A TRAVÉS DE LAS DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA – ROBERTO PÉREZ

 

El miedo es inherente a la condición humana.

El arte de vivir no es vivir sin miedo sino APRENDER A RECONOCERLOS.

El miedo no es mi enemigo sino que las situaciónes que me ocasionan miedo son situaciones que van a probar mi consistencia personal.

En la medida que tengo las actitudes adecuadas y la consistencia profunda, entonces, si voy a vivir esa situación que me produce miedo como una situación de aprendizaje.

El miedo en las diferentes culturas de Oriente y Occidente.

Cuando pensamos en Oriente, enseguida pensamos en las Artes Marciales cuyo sentido profundo, cuya aspiración es el de convertirse en un guerrero espiritual. Es un trabajo de conquista personal de gobernar los propios miedos.

En la medida que gobierno bien mis miedos, puedo:

  • Jugar bien un partido
  • Desarrollarme bien en la empresa….

Si estoy limitado por mis miedos:

  • No voy a tener espontaneidad
  • No voy a tener naturalidad
  • No voy a ser bueno en lo que sea, en cualquier actividad que fuera.

Ellos, las culturas antiguas, entendían que este trabajo interior para gobernarse internamente los miedos era el secreto para que uno pudiera desarrollarse plenamente.

Siempre partiendo de la idea de que el miedo debo trabajarlo en mí y aprenderá gobernarlo y siendo siempre una oportunidad de probar la consistencia.

¿Qué hace Occidente?

En tiempos en que el lenguaje simbólico era más importante que el conceptual, hay un arquetipo, San Jorge que representa lo que se vivía en Oriente.

San Jorge está sometiendo al dragón con una lanza. Detrás de la escena hay una doncella y un castillo.

¿Qué significan los diferentes elementos?

San Jorge: arquetípicamente cualquier ser humano

Caballo blanco: conciencia

Lanza: amor

Dragón: miedo: algo que tengo que vencer para lograr ir más allá: ir al lugar donde está el tesoro.

Para acceder a lo que está al fondo,

  • Tengo que aprender a gobernar los miedos y con la lanza del Amor puedo gobernarlos.

El dragón no está muerto: no puedo desterrar el miedo de mi vida. Lo puedo controlar, gobernar, conocer, afrontar.

Al fondo hay una doncella: nadie puede amar plenamente, incondicionalmente, bien… sino aprende a gobernar sus miedos.

Cuando tengo miedo de decir lo que pienso porque:

  • Se va a ofender
  • No me va a entender
  • Me va a criticar
  • Se va a quedar dormido
  • No le importa…

Si yo no puedo compartir las cosas que llevo dentro por miedo a… la convivencia se va enfermando. La salud de una convivencia es directamente proporcional a poder decir lo que me pasa. Cuando yo no puedo decir lo que me pasa porque se ofende… directamente esa convivencia empieza a trabarse.

Para amar plenamente tengo que GOBERNAR LOS MIEDOS.

Cuando no puedo expresar lo que siento dentro ya no hay transparencia y la comunicación se entorpece y esa relación se diluye.

También pasa en las relaciones entre padres e hijos. Cuando una madre o un padre tiene miedo de poner un límite a su hijo porque la va a dejar de querer, por ejemplo, no puede amarlo plenamente.

Amar al otro es poderle decir lo que tenga que decirle a pesar de que le duela.

Un amigo lo es cuando no tiene miedo de decirme lo que siente.

En todos los órdenes afectivos se requiere que yo aprenda a conocer y gobernar mis miedos y pueda así expresarme.

El miedo siempre dice “ TAPA Y CALLA, TAPA Y CALLA”

El amor siempre dice: “ABRE Y HABLA, ABRE Y HABLA”

La doncella está indicando que nadie puede amar sino gobierna sus miedos.

Y lo siguiente que vemos es el castillo detrás de la doncella es el CASTILLO: allí está el tesoro y este es un tesoro espiritual: si alcanzamos el castillo, logramos SABIDURÍA o más bien es que hemos sido sabios para poder llegar hasta allí.

Nadie puede llegar a ser una persona sabia ni tener el tesoro de la sabiduría si no aprende a gobernar sus miedos.

Y Sabiduría no viene de saber sino de SABOR: el hombre sabio no es aquel que sabe sino aquel que aprendió a disfrutar, a saborear la vida.

No puedo disfrutar, saborear la vida si estoy atrapado en mis miedos, si estoy paralizado adentro mío.

En la medida que gobierno mis miedos puedo disfrutar y saborear la realidad y así llegar al castillo, a la sabiduría.

En Oriente: la persona debe aprender a tener dentro de sí un centro interior de estabilidad para no vivir conmocionado por el exterior.

Para las culturas antiguas, inexorablemente, las personas siguen ciclos de 7 años. Y ese momento del 7º año que va ocurriendo, es un momento de CRISIS que viene del verbo “Crino” que significa DECIDIR. Así que esa crisis es un momento de decisión.

Cada 7 años la vida me pone en situación de mirarme a mí mismo y revisar mis decisiones. Así deberé revisar:

  • Dónde estoy parado
  • Cuáles son los miedos que me están atrapando
  • Qué tengo que cambiar
  • Qué tengo que aceptar
  • Qué pasa con mi ideal y mi misión en la vida

Cada 7 años es una oportunidad para mejorar mi calidad de vida.

Cada 7 años la vida me pone en escena para que mire y para que revise lo que tenga que revisar.

Y yo puedo tapar o mirar hacia otro lado pero a los 7 años siguientes seguramente la presión va a ser más alta.

Los sabios dicen que cada 7 años voy a sentir una sensación interna de que algo me está pasando. A veces soy consciente pero como hemos perdido esta sabiduría no nos damos cuenta.

Ellos sabían bien que cada 7 años era una oportunidad para mejorar.

El ciclo de 7 años no es solo personal, también es para los grupos humanos como matrimonios: en ese momento se mueven cosas

La ciencia ahora lo corrobora:

  • El sistema hormonal sigue ciclos de 7 años
  • Energéticamente empieza a haber pruebas de que esta verdad se puede constatar en la salud, en la medicina…

Para estas culturas había 12 ciclos de 7 años: desde el nacimiento hasta los 84 años. El número 12 es un número arquetípico de complitud.

Si querían explicar la vida de una persona eran 12 ciclos de 7 años que la persona tenía que atravesar.

Ellos entendían que cada 7 años tenemos que enfrentar un DRAGÓN. Cada 7 años hay un miedo que tenemos que conocer porque generalmente ese miedo está detrás de escena en esa época de la vida.

Entonces, tomemos conciencia de cuál es el dragón que tengo que combatir, cuál es el miedo que tengo que aprender a conocer y gobernar.

Y la calidad de vida es que yo me dé cuenta de eso y no permita que ese miedo sea el que elija o decida por mí sino que yo desde la conciencia libre aprenda a hacerlo.

La 2ª clave importante: para que la persona llegue a su desarrollo pleno tiene que aprender a gobernar 5 miedos (hasta los 42 años) y luego se vuelven a repetir en la 2ª parte de la vida.

De modo que cuando me los encuentre en la 2ª etapa, dependiendo de cómo haya trabajado la primera, va a ser más fácil (o no)

Hay un punto intermedio: la mitad son 42 años: es el punto de inflexión de la vida de una persona. Es el paso de una etapa de AFIRMACIÓN  a una etapa de TRANSFORMACIÓN. Es el momento en el que uno hace grandes decisiones en la vida.

Cada uno que recuerde qué edad tiene y dónde está ubicado

Los miedos se espejan:

  • Los miedos que atraviesan los niños son los mismos que atraviesan los abuelos (y así decimos que es que “se comportan como niños”). Hay una afinidad natural entre los abuelos y los nietos porque también energéticamente están atravesando el mismo miedo.

En las culturas antiguas la relación entre abuelo y nieto, hasta los 7 años era muy fomentada: uno se nutría del otro.

 

Para esas culturas antiguas el paso de los años equivalía a un crecimiento cualitativo de la vida. Hoy no podemos decir lo mismo.

Saber vivir se logra aprendiendo de cada situación de la vida.

“La experiencia no es lo que le pasa a una persona sino lo que una persona hace con lo que le pasa”

Una persona tiene más experiencia de la vida no porque tenga muchos años ni muchos dolores sino porque ha sabido extraer de las situaciones agradables y desagradables el aprendizaje necesario.

…No me cuentes cuántos dolores tuviste sino qué hiciste con esas situaciones difíciles.

Una persona que aprendió a vivir tiene que llegar al final siendo nutritiva para sus nietos.

Hay abuelos tóxicos y hay abuelos nutritivos.

  • Los nutritivos son aquellos que tienen
    • Una actitud agradecida
    • Disfrutan de lo que tienen
    • Miran el pasado con amor
    • Transmite y contagia
  • Los que no aprendieron a vivir
    • Se vienen quejando
    • Siempre viven en amargura
    • Siempre ven el lado vacío del vaso
    • Siempre tienen una sensación de molestia por las cosas que le pasaron.

Por eso, hoy día, lo importante es que lleguemos a ese momento: a una vida madura nutritiva.

La imagen que se muestra para ver cómo se espejan los miedos es la Cruz Andina o Chacana.

 

 

Entonces,

0 – 7    se espeja en    63 – 70

7 – 14 se espeja en    56 – 63

14 – 21 se espeja en 49 – 56

21 – 28 se espeja en 42 – 49

 

Cuando la imagen se espeja, hay 2 etapas que se juntan, un miedo se junta y alarga por 2 etapas: 14 años

Hay un dragón que es el más difícil de vencer que para poder vencerlo la vida me da 2 ciclos de 7 años.

Desde los 28 pasando por los 35 a los 42, este es un mismo miedo, el más difícil de todos. Y este miedo se va a espejar al final de la vida, con los 70-84 pasando por los 77.

Y en este proceso hay 2 puertas importantes:

  • 1 es la de los 42 años: desde 0 hasta los 42 es todo el proceso de afirmación y cuando uno llega acá, empieza otro proceso diferente que es el proceso de transformación, de su vida y del entorno.
  • Hasta que llega acá, a la puerta de los 70 años. Ellos decían que una persona de 70 años, uno llegaba hasta aquí, uno atravesaba la puerta y uno hasta ese momento cada 7 años tenía la oportunidad de transformar todo lo que tuviera que transformar. Ah, pero a los 70 años, una persona atraviesa la puerta y pasa a ser:
    • O una persona vieja
    • O una persona sabia

Y esto se da si uno aprendió a atravesar los ciclos adecuadamente.

Vayamos ya a entender cada ciclo de la vida y cómo tenemos que enfrentar la situación y qué miedo corresponde.

¿Qué vamos a ver en cada etapa?

  • La edad
  • Miedo de esa etapa
  • La actitud adecuada frente a ese miedo
  • El elemento de la naturaleza: porque ellos creían que la Naturaleza era un asistente para que podamos desarrollarnos bien.

Y si bien tenemos que relacionarnos bien con todos los elementos: el agua, el aire, la tierra, el fuego… había una etapa de la vida en la que la relación con ese elemento nos favorecía para disolver los miedos

  • Nivel de conciencia: ellos tenían claro que en cada etapa de la vida, la persona tiene que adquirir un nivel de conciencia más profundo. Entonces, tenemos que saber cuál es el nivel de conciencia adecuado en cada etapa.
  • Y por último, algo que estudiando el Ayurveda de la India aprendí, que es importante en cada etapa de la vida: conectarnos con un sentido físico determinado.

Siempre tenemos que tener los 5 sentidos desarrollados pero hay una etapa en el que el desarrollo de ese sentido físico, me permite poder estar plantado y con consistencia frente a ese miedo.

Y ahora, vamos ya a ver cada una de las etapas:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada 7 años, tenemos que enfrentarnos con un DRAGÓN.

Desde el nacimiento hasta los 42 años, pasamos por etapas que conforman el proceso de afirmación. Estas cinco etapas primeras, son las más importantes para la persona. Desde los 42 años en adelante, se convierte en un proceso de transformación.

 

PRIMERA ETAPA

 

  • Edad: 0 a 7 años

 

  • Miedo: LA DISTANCIA. En esta etapa es normal que los chicos teman nuestra ausencia o distancia. Lo que puede agrandar aún más este miedo, es la posible muerte de un familiar o una mascota. La separación de los padres también es un factor importante, que enquista el temor. Si uno no trabaja bien este miedo, puede quedar atrapado en el temor al abandono.

 

 

  • Actitud: PRESENCIA. Los padres tienen que mantener su presencia en esta etapa de la vida, tanto cualitativa como cuantitativamente. Es fundamental tanto la figura materna como la paterna. Si no la sienten: RECLAMARÁN PRESENCIA cuando sean grandes y las relaciones tendrán ese tinte de miedo a que me dejen.

 

  • Elemento: AGUA. Favorecer el contacto con el agua, es sanante en esta etapa de la vida. A través de ella, los niños canalizan mucha energía.

 

 

  • Nivel de conciencia: EL YO. Los niños necesitan límites claros y precisos, da seguridad. “Las normas valen por sí mismas”. No hace falta darles explicaciones respecto a lo que les decimos, pero sí que sientan seguridad en lo que decimos.

 

  • Sentido: GUSTO. En esta etapa es fundamental variar la alimentación. De esta forma ellos reconocen que no todo lo que les gusta es nutritivo. La variedad permite que aprendan a disfrutar todo y les da más consistencia para el futuro. Sino luego solo quiere aferrarse a lo que le gusta. Se trata de conquistar su paladar para que disfruten de la variedad.

 

 

PRIMERA ETAPA – DETALLES

Cuando en esa edad se nos muere una mascota, no son acontecimientos banales. Tenemos que detenernos y escuchar qué les pasa porque en la medida que yo los escucho puedo disolver su miedo: se trata de que ellos se puedan expresar y decir lo que sienten y hacer el duelo. Y recordar que a un perrito que se ha muerto no se le reemplaza con otro al día siguiente.

Algunos niños muestran ese miedo al abandono, a la distancia… con llantos y otros en silencio. Hay que estar atentos.

Recordar que es un miedo NATURAL.

Tengo que ver qué está pasando, qué interrogantes tiene. Eso es ayudarle a disolver el miedo.

Cuando ese miedo no estuvo bien trabajado, se instala dentro de uno y por eso, más tarde en la vida tendrá que ser él o ella misma quién tendrá que trabajar para disolver ese miedo que no quedó disuelto adecuadamente.

Muy importante: si no siente que tiene una presencia adecuada, VA A RECLAMAR PRESENCIA cuando sea grande y vivirá en el miedo al abandono.

El elemento natural es el AGUA y nuestros niños interiores también lo recuerdan, por eso nos hace bien darnos un baño cuando estamos mal. Cuando una persona se enferme psicológicamente empieza a dejar de higienizar, a desconectarse de ese elemento que lo ayuda.

Cuando los padres no saben poner bien los límites les están impidiendo constituirse como personas.

En esta etapa NO DAR EXPLICACIONES de los límites, de las normas. Demasiadas explicaciones son tomadas como poca consistencia, no tengo fuerza para ese límite. Los chicos integran bien una información y sobre todo mi seguridad.

 

 

SEGUNDA ETAPA

  • Edad: 7 a 14 años

 

  • Miedo: CERCANÍA. Miedo al otro, a que no me quiera, a que no le agrade.

 

 

Actitud: AUTONOMÍA. Hay que ayudarlos a que ellos enfrenten sus situaciones por ellos mismos, que tomen sus decisiones. La autonomía está en el punto medio entre independencia y dependencia. No es irme ni estar guardándolos en cada momento. Estar cerca y acompañarlos.

“La norma se apoya en un valor”. Hay que dar explicaciones de lo que decimos hasta el hartazgo para que demostrar que cada norma se apoya en un valor.

Fundamental que aprendan a saludar y agradecer, les otorga sentido de dignidad. Época de burlas entre niños. Sucede en la etapa escolar y en la familiar. Si en el núcleo íntimo la burla llega a la crueldad, los padres deben intervenir.

 

  • Elemento: FUEGO. Favorecer el acercamiento al fuego es sanante. Época de campamentos y fogones, muy importantes en esta edad. No son solo recreativos sino educativos: en ellos se produce una expresión del SER

En las culturas antiguas había fiestas de grandes fuegos porque esa energía la absorben los chicos estupendamente.

 

  • Nivel de conciencia: SOCIAL. Nace la espontánea solidaridad en los niños. Hay que favorecer su sentido solidario, ya que los ayuda a valorarse como personas y a entender al prójimo.

Además, a esta edad les hace muy bien ayudar a otros porque así el otro deja de ser un potencial enemigo, es alguien necesitado como yo.

  • Sentido: VISTA. Hay que ayudarlos a ver la vida. Se pueden ver videos o películas junto a los niños y luego reflexionar juntos; qué les llegó, qué interpretaron, cómo se sintieron, etc. Hacer filosofía de niños. Enseñar nombre de las estrellas. En esta etapa de la vida, la enseñanza de las constelaciones es algo que no se olvidan más porque es un mapa de ética: hay héroes, antihéroes…

 

 

 

 

 

 

SEGUNDA ETAPA – DETALLES

A los 7 piden que les enciendas la luz por la noche. Necesitan sentir que hay algo que les protege.

Al principio este miedo a la cercanía del otro… es fantaseado pero luego se hace más consistente porque aparece el miedo:

  • A que no me quieran
  • A que no me elijan cuando voy a jugar al fútbol
  • A que se burlen de mí
  • A que no me miren cuando voy al baile: rechazo

Así empiezan los mecanismos del miedo a que el otro no me quiera, me rechace, no me valore o no me reconozca.

La palabra sagrada aquí es la DIGNIDAD. Por eso es fundamental educarlos en la dignidad del otro y para eso el SALUDO Y EL AGRADECER: si no lo hacen es que tienen padres idiotas: en la siguiente etapa se quejarán de que son irrespetuosos.

Otro factor fundamental es la BURLA: es una enfermedad de la conciencia.

“una sociedad es como se divierte y se ríe” y resulta que nuestro humor ahora pasa por la ironía, por la cargada… por un ataque a la dignidad del otro, por la burla… y los chicos incorporan eso.

En esta etapa los límites tienen que ser explicados hasta el hartazgo y demostrar que cada norma se apoya en un VALOR. Debo mostrarle que le pido que haga esto por este valor, debo mostrarle el valor que sostiene la norma.  Si no le doy la explicación, no le estoy ayudando a crecer.

ENSEÑAMOS LO QUE SABEMOS Y CONTAGIAMOS LO QUE VIVIMOS

“La mayor influencia psicológica en la vida de los hijos es la vida no vivida de los padres”

Cuando unos padres perdieron el entusiasmo por vivir le transmito lo feo que es ser mayor. Les enseño a ver la vida como yo veo la vida y a veces nos dan los hijos para revisar cómo vemos la vida en el ánimo de ayudarles a ellos a verla. Cuando un adulto se viene quejando todo el tiempo, le transmite la inconsistencia o lo feo que es ser adulto.

 

 

TERCERA ETAPA

 

 

  • Edad: 14 a 21 años

 

  • Miedo: CAMBIO. En esta etapa comienza el proceso hormonal de todo adolescente. Es cuando se constituyen como personas, y necesitan tomar distancia de los padres.

 

  • Actitud: SEGURIDAD. Los padres tienen que poder decirle a su hijo “vos podés contar conmigo”. No tienen que involucrarse en la vida de su hijo, más bien tienen que lograr ser como faros, ser los referentes. Los chicos se nutren de su consistencia. Hay que dejar que hagan su proceso. Nuestros hijos no nos quieren perfectos, nos quieren coherentes. “Ser como faros plantados en valores coherentes y consistentes”.

 

  • Elemento: AIRE. Hay que promover el contacto al aire libre, el espacio. Es sanante para los adolescentes que canalizan su energía a través de este elemento.

 

  • Nivel de conciencia: EXISTENCIAL. Ellos tienen que aprender una actitud crítica positiva de la vida. Es la etapa donde tienen que reflexionar por el significado de la vida, por el sentido de sus vidas.

 

  • Sentido: TACTO. Promover las manualidades, artesanías, el sentir las cosas y trabajar con las manos. Aprender un instrumento musical.

 

 

 

 

 

 

 

 

TERCERA ETAPA DETALLES

Hasta los 14 años padres y formadores son preciosos, divinos, los héroes… En esta etapa va a ser lo contrario: somos viejos, tenemos arrugas, no sabemos nada, no servimos para nada, estamos anticuados…

Hasta ahí nos seguían, a partir de ahora… “ya fuiste”

Atención: lo que no hacemos en una etapa, luego no queramos hacerlo en la que viene. Hasta aquí nos escuchaban y nos seguían, ahora empieza todo un proceso de transformación porque viene el dragón del miedo al cambio.

  • Hormonalmente todo empieza a modificarse y se sienten terribles. Y en ese proceso, antes adoraba a papá y a mamá: ahora los veo viejos, me parecen incluso extraños, más aún QUISIERA NO VERLOS.

Ya ni quieren que lo toques y uno siente que algo pasó: claro, es que está pasando algo importante: SE ESTÁN CONSTITUYENDO COMO PERSONAS y necesitan tornar distancia, a veces afectiva y a veces efectiva para poder ser ellos mismos.

Cuando uno ve que esos seres divinos empiezan a ser pequeños monstruitos es el momento en el que están constituyéndose como personas.

Y la pregunta es cuál es la actitud adecuada en esa etapa: con todo lo que estudié de psicología del adolescente nunca encontré una palabra tan clara, desde las culturas antiguas, que era la clave para esa etapa de la vida. Para un chico o chica de 14 a 21 la actitud que debemos tener es darles SEGURIDAD que es una palabra engañosa porque no significa que los protejamos de todo sino que ellos sientan que “vos podés contar conmigo ahora y siempre” y decírselo.

Hasta los 14 años somos capitanes del barco pero desde los 14 a los 21 nos convertimos en FAROS. Somos personas que tenemos que estar consistentes en nuestro lugar para que a ellos les sirvamos de referentes. Ellos se nutren de nuestra consistencia porque ésta les ayuda a saber qué les puede hacer bien o no.

El arte de trabajar con adolescentes es el de ESPERARLOS, no meterme en la vida de ellos queriendo saber qué está pasando en cada momento.

Es como si un jardinero estuviera revisando todo el tiempo la tierra para ver si la semilla crece ¡ya está, ya sembraste! No puedes estar encima, tenés que dejar que haga el proceso necesario.

El verbo esperar para un padre o una madre es el más difícil en esta etapa de la vida. El secreto es que yo le transmita a él o ella que puede contar conmigo y que yo estoy siempre acá y que puede venir cuando me necesite. Si uno hace eso, ¡no saben lo bueno que es! porque hay que esperar pero el día que llegó ese chico/a a hablar con uno es el momento que podemos abrirnos totalmente.

Una madre me dijo una vez: “me parece muy lindo lo que dice pero a mí me cuesta. Mire le pregunto, le pregunto y no me dice nada. El día que vino a verme ¿sabe lo que le dije? Que no quería ni escucharla, que ella sufriera lo que me hace sufrir a mí”. Le digo “no señora, se equivocó, era el momento que tenía para escucharla”.

Siempre “dar seguridad” puede parecer abrazarlos y resguardarnos y no es así. Es estar plantado en tu lugar y mostrarles que sos consistente. Nuestros hijos no nos quieren perfectos, nos quieren coherentes. No quieren que nunca te equivoques, quieren que les enseñes a levantarse. Y si vos no te sabés levantar ¿cómo vas a enseñárselo?

“Lo importante no es si pierdes o si ganas. Lo importante es NO PERDER LAS GANAS”

El arte de ser padres o educadores es ese no perder las ganas cuando todo a mí alrededor me las hace perder. Y algo importante ¿por qué la adolescencia se prolonga? Porque los chicos no quieren ser adultos. Si ser adultos es tener esa cara de… y estar siempre quejándonos de que está todo mal. Aparte a los adultos les encantan las adolescentes ¿para qué voy a ser adulto? Lo importante es que aprendamos este arte maravilloso que es esperarlos y darles seguridad como un FARO.

El elemento es el AIRE: respiración, deportes, contacto con el aire libre: sanante. Aparte siempre están volando en esta etapa así que es fácil. El aire les abre, no les cierra. La sociedad de consumo les mete en lugares asfixiantes con humo, ruido… ¿se dan cuenta? Todo lo contrario.

El nivel de conciencia: es el nivel EXISTENCIAL, es decir, los chicos tienen que aprender a tener un sentido de crítica positiva de la vida y lo que uno puede percibir hoy no es lo que fue en mi adolescencia. En mi adolescencia éramos virulentamente críticos. Hoy vemos una apatía colectiva: pocas ganas de involucrarse en algo que sea público, social… porque han perdido credibilidad las instituciones. Entonces no lo ven atractivo ¡para qué voy a criticar nada si todo sigue igual! Por eso es tan importante que les despertemos una actitud de crítica positiva, de compromiso y de ver la realidad. Preguntarse por el por qué, por el sentido de la vida, que ellos tengan consistencia, reflexionar sobre el por qué hago lo que hago.

Ahí empieza el ideal de vida que tiene que tener: por qué hago lo que hago y para qué hago lo que hago: eso es reflexionar sobre su sentido de la vida.

El sentido físico en esta etapa de la vida es el tacto. Y ahora si se van a sorprender:

Naturalmente el sentido del tacto termina siendo el toqueteo… sin embargo, en las culturas antiguas era la etapa preciosa para que los chicos aprendieran a trabajar con sus manos la artesanía, la cerámica, los telares, los instrumentos musicales…

Eso me lo explicó un hombre espiritual de Perú: “el hombre que no sabe tocar una piedra… no va a saber tocar una mujer”

Nosotros les enseñamos a nuestros jóvenes a que aprendan a tocar las cosas, a sentirlas porque de esa forma se preparan para después el dialogo del cuerpo entre ellos. Nos es importante que tengan sensibilidad.

Con todos los respetos a los profes de inglés y computación, a esta edad lo más importante sería todo lo que es la plástica, el trabajo con las manos.

Y como hablé del cielo antes, les dejo una consigna para que la guarden: ojalá nuestros hijos y nuestros jóvenes, todos, no pasemos la vida sin aprender a tocar un instrumento musical que no solo es un objeto, es un arte que me ayuda a sentir la música y a palpar las cosas. Eso es darles algo para toda la vida. Y la sensibilidad que eso crea, hace que después se pueda expresar físicamente.

El mismo hombre espiritual de Perú me preguntó “¿cómo medimos la calidad espiritual de un matrimonio? La calidad de un matrimonio está en el antes y el después de ese momento de éxtasis físico. En las caricias, en la ternura previa y posterior. Ahí se nota que ese matrimonio se ama: en todo el juego de los afectos y las manos.

Lo que estamos aprendiendo de Oriente, sobre masajes, caricias… no es un tema pueril, es muy serio: saber tocarnos, saber acariciarnos.

Es el arte de amar. Y así en la medida que trabajo todo lo artesanal, ayudo a que los chicos tengan la sensibilidad adecuada. No es tanto la charla de educación sexual, es más entender el valor de las caricias.

Lo importante en esta etapa es que los adultos estemos consistentemente, por eso lo de faros, plantados en valores. No son normas sino valores: en normas podemos transigir, que si la hora de llegada… en valores ¡no! “Yo defiendo esto porque lo creo firmemente, te guste a ti o no”. Ellos necesitan nuestra total coherencia en valores.


CUARTA ETAPA

 

  • Edad: 21 A 28 años

 

  • Miedo: CONTINUIDAD. A lo que parezca rutina. Todo compromiso genera sensación de pérdida de libertad para ellos. Revertir esa sensación de rutina por el respeto y amor a los RITMOS NATURALES DE LA VIDA

 

  • Actitud: CREATIVIDAD. Hay que hacer en forma extraordinaria las cosas ordinarias de la vida. “Mostrar ser creativo”. Es un valor que los hijos tienen que adquirir por el contagio de la actitud de los padres.

 

  • Elemento: TIERRA. Amor a los ciclos naturales: Contacto con el parque, el jardín, la tierra. La naturaleza sigue su ritmo y no es rutinaria. La rutina no existe, son ciclos naturales y son ciclos de transformación: ninguna primavera es igual a la anterior…

 

  • Nivel de conciencia: TRANSPERSONAL. En esta etapa se tiene que cuestionar el sentido de la vida. Nuestros hijos tienen que descubrir su misión en la vida; para qué estoy, de donde vengo, hacia donde voy. Qué hago de mi vida y por qué.

 

 

  • Sentido: OLFATO. En esta etapa prima el sentido del olfato, para elegir el tipo de pareja que me va a acompañar durante mi vida, el trabajo, etc. Se busca desarrollar el sentido común.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CUARTA ETAPA: DETALLES

La rutina no está fuera, está dentro. Yo soy el rutinario. Los ritmos de la vida no son rutina. Son procesos naturales.

Uno les da testimonio de que la creatividad es un valor. Nos toca transmitirles nuestra actitud creativa en la vida.

Una comunidad sana tendría que ayudar a que sus jóvenes a los 28 años ya sepan cuál es su misión. Platón decía: “un joven conquista su alma a los 28 años”. Si no tengo clara la respuesta de ¿para qué estoy aquí? O estoy haciendo ruido o estoy tocando la música de otro: no estoy tocando mi música.

Revisar en esa época: ¿para qué hago lo que hago? Y en la realidad es todo lo contrario: correr de aquí para allá, el estudio,… las madre-taxi que van de un lado para otro…

Cuando entendieron el sentido de la vida, es otra actitud con la que están plantados.

Las culturas antiguas desarrollaban bien el sentido del olfato porque tenían que ver con las glándulas pituitaria y pineal. Y el olfato así se significa al SENTIDO COMÚN que está en el hemisferio derecho pero como tenemos hipertrofiado el izquierdo con información… nos falta ese sentido común.

La aromaterapia activa puertas internas para trabajar el hemisferio derecho. Ellos lo sabían y lo trabajaban.


QUINTA ETAPA: DRAGÓN MÁS DIFÍCIL

 

  • Edad: 28 a 42 años

 

  • Miedo: A PERDER. Perder lo que me gustaba hacer, mi deporte, el tiempo que tenía para mí, el trabajo, la seguridad material, la virilidad, la juventud, etc.

 

  • Actitud: NO HAY QUE TENER, HAY QUE SER. Es el momento de dedicar tiempo y energía a mi ser interior. “Crecimiento y afirmación interior”

 

 

  • Elemento: LUZ/SOL. Tiempo de tener claridad. La soledad es necesaria; no es aislamiento, es encontrarse con uno mismo.

 

  • Nivel de conciencia: UNIDAD. Conciencia comunitaria. No soy, somos. En esta etapa hay que lograr adoptar el agradecer y sonreír, como una actitud de vida. El que lo logra, en vez de deprimirse y quejarse, es el que aprendió a vivir.

 

  • Sentido: OÍDO. Escucharnos y escucharlo. Es tiempo para escuchar y aprender. Prestar atención a lo más sagrado de uno mismo. Saber estar a la escucha.

 

  • De los 42 años en adelante, los miedos se espejan con las edades anteriores correspondientes. Si realmente aprendí a vivir, entonces…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

QUINTA ETAPA: DETALLES

Empieza de forma sutil, luego se hace más consistente:

  • Miedo a perder la oportunidad de hacer lo que me gustaba
    • Compromiso con los chicos, la casa, las responsabilidades
    • Miedo a no poder hacer el deporte que me gusta
    • La sensación interna de que ya no controlo el tiempo

Desde los 35 a los 42: el perder se hace más consistente

  • Mi trabajo, la seguridad material que tanto me costó llegar, la virilidad, la fuerza, la juventud… “ya…”
  • Mi condición de madre: cuando los chicos son mayores y ellas no saben que son, eligen la maternidad para seguir sintiéndose seguras: más chicos
  • El miedo a perder la vida con esta mujer que ya no nos queremos como antes: amantes…

Si el miedo el que me lleva a tomar decisiones (amantes…) ¡nunca es sano para mi crecimiento!

La sociedad actual dice: frente al miedo a perder se tiende a acumular, a TENER: tener más plata, tener más hijos.

En las culturas antiguas no es teniendo como le ganamos a este dragón: es siendo.

Desde los 28 a los 42:

  • invertir tiempo y energía en trabajar su interior en afirmarse interiormente. En la afirmación interior uno va perdiendo el miedo a perder.
  • – nutrirme adecuadamente:
    • Si uno come profundidad: es profundo
    • Si uno come superficialidad: es superficial
    • Revisar entonces como estoy nutriendo mi interior

El que está aprendiendo a vivir sabe darse tiempo para la soledad: no es aislamiento, es ponerle sol a la propia edad. Momento en que le pongo claridad a lo que pienso, a lo que siento y a lo que hago. Tiempo para clarificar interiormente. Se toma los momentos para la soledad, para encontrarse consigo mismo.

No soy sino SOMOS.

Escuchar: darse cuenta que no las sabe todas. Seguir aprendiendo. Atención a lo más sagrado de uno mismo.

“El silencio que Dios fecunda no es aquel del que está callado sino el de aquel que está a la escucha” es una actitud del alma que se abre a tratar de entender algo más profundo.

Y ahora empezamos a volver.

 


SEXTA ETAPA

 

  • Edad: 42 a 49 años

 

  • Miedo: CONTINUIDAD. (Vuelve el miedo a la continuidad, a la rutina)

 

  • Si trabajé mi ser interior
    • a esta edad no temo a la rutina.
    • Lo que deseo es aterrizar todo lo que he aprendido y sabe. Tiene ganas de expandir todo lo que sabe y es.
    • La persona vive de recreo, siente muchas ganas de transmitir y dar.
    • No se aburre, siempre encuentra la forma creativa de darse y comunicar.
    • Busca estar en contacto con la tierra, en su jardín o regar sus plantas.
    • Se recupera una juventud interior. Siente GANAS de transmitir, de compartir…

 

  • Si no trabajó su ser interior, y se quedó en el tener y no en el ser:
    • en vez de “ser”, va a buscar “tener”.
    • En vez de estar en contacto con la tierra, va a querer poseer cosas, poseer tierras.
    • Esta edad es la última oportunidad que tengo para saber cuál es mi misión personal en la vida. Revisar esa misión personal.
    • El sentido es el olfato.
    • La persona que superó su miedo, encuentra la sabiduría oculta en los aromas.
    • Disfruta las esencias, prende sahumerios, etc.
    • Vive la vida como una rutina y espera a hacer algún recreíto como las vacaciones…

 

 

 

 

 

 

 

SÉPTIMA ETAPA

 

  • Edad: 49 a 56 años

 

  • Miedo: CAMBIO.

 

  • Ahora el cambio también es físico: menopausia, andropausia. Los chicos se van de casa, reencuentro de los esposos no siempre nutritivo.

 

  • Si la persona no trabajó su interior,
    • a esta edad va a buscar la seguridad afuera, en los otros o en los hijos.
    • Si la persona no creció, va a adoptar una actitud crítica negativa ante la vida quejándose, tirando tierra hacia afuera

 

  • El que trabajó su ser adecuadamente:
    • la única seguridad está dentro mío: los afectos verdaderos

 

  • va a ser una persona positiva, que colabora y participa para que las cosas mejoren. Crítica positiva. Contribuir con su persona.
  • El sentido es de nuevo el tacto. Se vuelve a las actividades manuales, a redescubrir el amor en la pareja.
  • Amistad es una palabra sagrada desde los 14 a los 21. Vuelve la amistad, el reencuentro con los amigos, el sentir “vos podés contar conmigo”.
  • El nivel de conciencia es existencial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OCTAVA ETAPA

 

  • Edad: 56 a 63 años (Vuelve el miedo al otro, a su valoración…)

 

  • Miedo: CERCANÍA.

 

  • Si la persona no superó sus miedos,
    • en esta etapa va a tener mucho temor al otro, al daño a ellos o a sus hijos.
    • Pánico ante la inseguridad y el daño: candados, seguros…
    • Si no trabajó, ante el temor, se va a cerrar.
    • En vez de autonomía, se encierra en su casa, no sale

 

  • El elemento es el fuego; se busca el compartir los asados, hacer fogatas. El nivel de conciencia es el social. Recuperar los fuegos sagrados

 

  • Si creció como persona, TIENE GANAS, quiere ser útil, escuchar, participar y tomar contacto con la realidad.
  • Si no: no quiere hacer nada: todo le amarga…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOVENA ETAPA

 

  • Edad: 63 a 70 años (Vuelve el miedo a la distancia, a que me abandonen)

 

  • Miedo: ABANDONO.

 

  • Sienten que ya no son imprescindibles. Los demás pueden vivir sin mí

 

  • Si no trabajó su interior,
    • la persona reclama presencia.
    • Está mal ante la vida y quiere que le llenen la vida, entonces hace reclamos de presencia, tiempo, energía. Hay que poner límites.
    • Es egoísta y se enferma para llamar la atención.
    • Si está así va a traer problemas a la vida familiar. Hay que saber ponerlo en su lugar.
    • Come de todo, está gordo, siempre está mal digestivamente y siempre tiene un montón de problemas.

 

  • Si aprendió a vivir,
    • Quiere estar bien y no ser el lastre de nadie

 

  • la persona come poco, pero come bien: condimentos, adornar… es una actitud diferente.
  • Su alimento habla de su estado de conciencia.

 

  • El elemento es el agua, y ayuda a disolver los miedos internos.
  • El sentido es el gusto.

 

Lo llamas por teléfono y te dice

“ah, por fin te decidiste a llamar porque puedo morir y te vas a enterar después de 33 días por el olor en el barrio porque realmente nadie me llama”

Reclamar presencia mal es un signo de una persona que está mal ante la vida y

El nivel de conciencia es el YO:

  • Si está bien: pulcro… bien plantado
  • Si no trabajó su interior siempre va a enfermarse para llamar la atención porque si no me enfermo nadie me llama. La persona está centrada en sí misma para llamar la atención.

 

 

DÉCIMA ETAPA

 

  • Edad: 70 a 84 años (Vuelve el miedo a perder)

 

  • Miedo: A PERDER.

 

  • Ahora ya es miedo a perder la vida porque es el miedo a la muerte. Siente la certeza de que se acaba algo pero

 

  • Si la persona aprendió a vivir:
    • sabe que la vida con la muerte no termina, es sólo un paso.
    • No teme perder.
    • Es un faro para los demás, luz para los otros, le encanta el sol y abre todas las ventanas de su casa para que entre la luz. “ donde entra el sol se van las enfermedades”
    • El nivel de conciencia es la unidad, y se preocupan por la unión y la familia.
    • “La muerte no es una luz que se extingue, es una lámpara que se apaga porque empieza a amanecer”

 

  • El sentido es el oído.

 

  • La persona escucha el doble de lo que habla. Escucha con atención lo que tenés para decir y no te llena de palabras.

 

 

  • El que no aprendió a vivir, habla el doble de lo que escucha y su casa huele a rancio.
  • Nivel de conciencia: es el de la unidad: abuelos que se rodean de chicos y nietos. Te escucha atentamente y te pide permiso cuando te da un consejo.

 

 

FUENTE: http://www.pasoalternativo.com/2011/10/los-miedos-en-las-etapas-de-la-vida.html

 

 

Todos vamos a atravesar el encuentro con esos dragones, todos vamos a atravesar este mapa de la vida porque es inherente a la naturaleza humana. Les traigo una sabiduría antiquísima: no se puede saltar etapas: no se puede pasar de niños a adultos sin pasar por la adolescencia.

La calidad de mi vida depende de mí, no de otros.

Saber estas pequeñas verdades profundas puede ayudar en mi vida y saber cómo ayudar a mis hijos y a mis padres. Y darme cuenta de qué tengo que ver, cambiar….

Es lo que va a hacer que uno llegue al fin de la vida siendo una persona nutritiva porque aprendió a vivir.

Al final de la vida un sentido agradecido a la vida, un gusto por la soledad en el sentido del crecimiento interior y se sienten faros para los demás.

Si eso pasa, hemos mejorado nuestra calidad de vida como planeta.

Y la tarea es indelegable.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BIODESCODIFICACIÓN, EDUCACIÓN, HUMANISMO, SALUD y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LOS MIEDOS NATURALES A TRAVÉS DE LAS DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA – ROBERTO PEREZ – IMPRESCINDIBLE

  1. Teresa-Colombia dijo:

    Una vez más gracias, es genial eso de trascribirlo es fantastico.
    Hace algún tiempo le escribi sobre Roberto pero me imagino que no era su momento
    hoy me alegro recordarlo, el es genial, he seguido su enseñanzas y son fantasticas tiene muchos videos que veo una y otra vez tomo apuntes y es muy practico me encanta.genial
    Gracias por SER una luz en mi camino, es curioso hoy al levantarme busque el cuaderno donde tengo los apuntes de Roberto y luego usted en el correo.
    Gracias, gracias, gracias.

  2. tomate dijo:

    Date: Tue, 2 Dec 2014 12:40:33 +0000 To: tomatemimoso@hotmail.com

  3. Una ardilla dijo:

    Gracias, graciassssss, gracias por pensar en nosotros. Gracias bella.
    Nosotros también te sentimos cuando pensamos en ti. Y te sentimos resuelta, decidida y gallarda.
    Gracias a ti y… a la vida

  4. gracias ardilla, gracias hermana por estar siempre ahí. Abrazosssss

  5. C. Daniel Estrada Velas1quez dijo:

    Soy Daniel Estrada colombiano; quiero agradecer por la recuperación de la sabiduría de nuestros ancestros, Me ha servido cantidades, entiendo mi forma de ser, tengo 70 maravillosos años sus conocimientos me ayudan a multiplicar lo conocido junto con mi experiencia, yo me trabajé y me identifico con lo expuesto ya se porque soy tan feliz.Mil gracias.
    mi correo : cavel65@gmail.com

    • Buenos días, Daniel

      Qué gusto oírte y saber que esa conferencia de Roberto Pérez fue de tanta utilidad. Yo se la sugiero a todo el mundo porque es una forma de reconocer dónde estamos y además de adquirir algunas herramientas sencillas para ello.

      Me alegro que tú ya las hayas visto. Un placer. Gracias

      Este blog terminó ese 18 de mayo pero sigo escribiendo en otro hosting con el mismo nombre – un jaleo por no saber. Si quieres, lee la última entrada que he publicado hoy y verás el enlace para que sigas con nosotros.

      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s