Revelaciones en el pensar – sentir y hacer. La Vida sabe y lo expresa: Biodescodifica-te en las Hurdes.

Siempre estamos conectados a la Fuente

(Imagen tomada de despiertadesdeelcorazón.blogspot.com)

Es posible que lo que voy a decir suene a “ya dicho” o “cosa sabida”. Incluso hasta podemos pensar “¡hombre, si pensábamos que ya estaba!”. Sin embargo, para mí ha sido una revelación… ja, ja… en el año de la Revelación. 

Hace unos días me dí cuenta con todo mi ser – es decir que no solo es una reflexión mental que no lleva a ningún lado muchas veces y que posiblemente va influenciada de programas y creencias – de que lo que nos enferma, es decir lo que nos saca de nuestra armonía, de nuestro centro, de nuestra coherencia… es que hay muchas cosas que nos parecen mal – con los “sobrenombres” que queramos: nos parece absurdo, nos parece tonto, nos da vergüenza, nos da asco… nos parece mal algo que hace alguien o nosotros mismos. Y ese juicio es el que desestabiliza, elimina mi paz…  y además… y esta es una clave: si yo enjuicio algo o alguien se produce desde mi lado una frecuencia vibratoria al campo cuántico de juicio, el que sea, – en forma de emoción – que atraerá vivencias de esa misma vibración para que viva – yo – ese mismo juicio que hago. ¡Esto es la repera! Si, es verdad que lo hemos oído y hasta tomado apuntes sobre ello pero es un buen día, en un momento que todo tu ser vibra en ese “saber”: “ah, osea que yo me encuentro con esto, con esta vivencia porque previamente – previamente, no lo olviden y ahí ya se acabó el culpar a otro – he puesto en el campo cuántico esa misma vibración sentida que trae esa vivencia”.  Les pongo un ejemplo propio: una servidora en un momento dado siente desencanto y un poco de vergüenza porque una persona cercana ha cambiado radicalmente, de ser medio ácrata pasa a ser oficinista con traje y corbata que ya no hace las locuras que solía. La verdad es que en su momento no fui consciente de ese desencanto o vergüenza. Fue el otro día comentando con el finder precisamente que esa persona ahora siente vergüenza y desencanto – qué casualidad, lo mismo – por mí… y de repente sentí aquel sentir de aquel momento sobre esa persona. ¡Anda! Osea… que eso que siente ya lo sentí yo. O sea que previamente una servidora emitió el juicio, este juicio se convierte en una vibración que atrae una vivencia con la misma frecuencia vibratoria: en este caso vergüenza y desencanto. 

Ya ven… No es que a la Vida no se le olvide nada… no. Es que nosotros ya hicimos, ya sentimos, ya dijimos… aquello que ahora vivimos. ¡Ole! Pues eso parece que tiene sencilla solución ¿no? Dejamos de emitir juicios, dejamos que las personas hagan lo que consideren mejor sin el control de nuestra mirada, de nuestro parecernos bien o no algo o alguien… Y el Campo cuántico podrá ofrecernos aquello que por divinidad nos corresponde y no aquello que le obligamos a ofrecernos por nuestro continuo enjuiciar o por nuestro continuo sufrir porque el juicio además nos lleva a sufrir. Y no salimos de la rueda. 

Y esto enlaza con la segunda toma de conciencia de estos días y que sería LA clave: nos enfermamos porque creemos que estamos solos, que no somos parte de la Divinidad, de la Creación, de Dios, que estamos separados de la Fuente.  Creemos que somos nosotros los que tenemos que esforzarnos, luchar, planear, controlar… Y resulta que a poco que nos demos cuenta… – al menos es mi experiencia personal – si nosotros dejamos de interferir en el fluir natural de las cosas – como el río no pone trabas a su propio fluir – ese fluir vital que es la Vida, la Creación, el Campo cuántico, la Divinidad… (cada uno…) nos pone exactamente – exactamente – aquello que nos movía, nos impulsaba o aquello que casi abandonamos porque ya habíamos luchado por ello y parecía que los resultados no llegaban. 

Les pongo otro ejemplo: 

Desde que empecé a formarme en Bio, sentí que me encantaría trabajar, compartir esta sabiduría… con maestros, con niños…pues es desde ahí desde donde puede brotar algo nuevo… con sencillez. Cuando fui a Argentina y Uruguay comenté en el blog que me gustaría visitar escuelas donde se laborara con emociones…No conocí escuelas pero si maestras, curiosamente siempre maestras – y artistas: en el bus el primer día yendo a Punta del Este, en la cola infinita (nos dió tiempo a contarnos vida y media)  del día de vuelta a Uruguay en el Buquebus de Buenos Aires – Gracias Gretel por hacerme sentir tu entusiasmo – … y así todo el rato. Yo veía esas señales pero también sentía que no había “resultados”.

Como les decía hace unos días, el viernes pasado, día de Santo tomás de Aquino, patrón de los docentes, un grupo de mujeres había organizado el primer “bio-descodifica-te a la camilla” de este 2016. En un pueblecito de las Hurdes. Las Hurdes es una comarca de España que durante mucho tiempo fue famosa por su pobreza… realmente y por la expresión de esa pobreza… olvidándose todos de la belleza natural, intrínseca de ese paraje, de ese entorno, de sus gentes. 

A mí, el viernes,  la vida me regaló un encuentro con 9 mujeres, de varios lugares, todas de esta zona y todas ellas con ganas, con ilusión, con intererés, con capacidad, sin límites. Es la primera vez que se juntan para ello aunque son amigas. Siempre me ha encantado la docencia en grupos pequeños -éramos un grupo de 9 y yo – sentadas a una mesa cuadrada – no redonda pero una cuadrada que tb tiene su aquel… eso sí con faldillas y un brasero. En un espacio con grandes ventanales que nos iluminaban y nos permitía el contacto al menos visual con una naturaleza frondosa, viva y auténtica. Si mirabas un poco más allá, incluso veíamos el río “Los Angeles” (miren ustedes qué nombre), veíamos el río y su fluir vital de aguas que van y vienen de un afluente y llegan a otro río. Cada uno recoge afluentes y se convierte en otro que vierte en uno más grande, y no se ofenden ni se pegan entre ellos porque yo soy un afluente más grande o más pequeño. Hacen su labor implecable dejando que el Fluir lleve el agua a su destino: el MAR. El mar es nuestro destino: si le añadimos una A… es AMAR: así que nuestro destino, por naturaleza de fluir de aguas… es AMAR. ¡Uau! Es lo natural… no hay que hacer nada extraordinario. 

Bueno, que me desparramo, ja,ja.Resulta que una gran parte de esas 9 mujeres ¿qué son? maestras, docentes. Ja, ja… al escribir un mensaje a una amiga para comentarle el taller le pongo – sin pensarlo – “ya estamos más cerca”. Cuando me dí cuenta pensé: ¿más cerca de qué? El pensamiento no lo había pensado yo: y es que resulta que sin saberlo, sin planearlo – yo -, sin tener que interferir y controlar o dirigir… resulta que La Vida que es más sabia, se ocupó de elegir a 9 mujeres en esa onda. ¡Ole, ole y ole! 

Es decir que a nosotros nos toca hacer nuestra labor de forma impecable, la que sea… El Universo ya se encarga de guiar nuestros pasos, de buscar, de ponernos… nosotros a lo nuestro, al hacer sin juicios y desde el sentir del corazón. Lo demás no solo es que no esté en nuestra mano – que no está – sino que llegamos antes si no ponemos trabas a lo que por naturaleza y para nuestra Función (con mayúsculas, sí) nos corresponde. 

El encuentro fue precioso, muy nutritivo para todas nosotras, … y muy intenso porque se tocaban temas de transgeneracional y eso siempre mueve mucho. Me encantaba verlas dibujando el cuadrado mágico donde ver más fácil las afinidades con los miembros de la familia y que de repente se daban cuenta de “ah, soy doble de … anda y por eso… “. Ese momento es mágico, si te permites un segundo de sentirlo en tu intimidad celular… uau… te quita un montón de sufrires posteriores. Ahora si le ponemos la traba de “y eso ahora cómo”… ya lo estamos posponiendo. Pero suele ocurrir. Para eso estamos, para dar herramientas y recursos para esos “cómo lo hago”: pues así. Yo también he hecho esa misma pregunta, así que sé cómo se siente una.  Este encuentro era una aproximación al tema, algunas de ellas no habían oído nada de bio así que también por eso fue intenso, por la cantidad de información nueva que puede revolver. Yo les aconsejé que lo dejaran reposar, lo dejaran asentar toda esta semana por lo menos… las aguas movidas necesitan asentarse para que se revelen transparentes. Espero que lo hagan porque si no… pueden revolverse más. Ja, ja… y no interesa. En el próximo practicaremos “cómos” y enseguida lo verán más claro.

Viajeros de luz, un placer, esta nueva oportunidad de compartirme. Ja, ja, me había sentado con otra intención … y ha salido así…. No se olviden: lo que recibo… ya hace tiempo que lo dí (incluidos los juicios…y por supuesto el miedo) así que si no me gusta lo que recibo… a revisar lo que doy. Y a poco que permitamos que la luz se exprese en nosotros sentiremos con certeza que es imposible que no estemos conectados a la Fuente, así de sencillo. Cuando pensamos o sentimos que así es… a revisarlo, ja, ja… sin darnos caña, con ternura pero a revisarlo porque  – no – es – posible: estamos por naturaleza conectados y somos la Fuente por tanto. A nosotros solo nos toca fluir, como las aguas… al A – MAR. 

Gracias, gracias, gracias

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA, DESPERTAR y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Revelaciones en el pensar – sentir y hacer. La Vida sabe y lo expresa: Biodescodifica-te en las Hurdes.

  1. adrianda777 dijo:

    ¡Gracias! Los juicios y el miedo: ¿nos sirven, nos aportan, nos enriquecen, nos mejoran? ¿No?
    Entonces descartémoslos. . . Aquí quedamos, esperando los cómos. . . (¿No vamos también nosotros, mientras recorremos nuestro curso, recogiendo afluentes. . .?) Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s