HO´OPONOPONO: ENTREVISTA A MABEL KATZ

En uno de los comentarios a esta entrevista alguien agradece el recuerdo de esta técnica “la había olvidado y la voy a retomar”. Eso mismo he sentido yo. Y es que a fuerza de nuevas y nuevas cosas, se van dejando atrás algunas muy sencillas y eficaces.

Una de esas técnicas es el Ho´oponopono. Y en realidad le llamamos técnicas pero sería una forma de vida, una forma de entender la vida desde la responsabilidad plena… que no culpabilidad. 

Si yo veo en tí fealdad… es porque en mí existe esa idea de fealdad. Si yo oro en el sentido de disolver “mi” fealdad, mi idea de que la fealdad existe y es posible… la fealdad desaparece. Y he puesto un ejemplo un poco subjetivo porque lo que para uno es fealdad… para otro no lo es y viceversa. 

Ayer comí con una gran amiga que está en ese momento en el que están muchos amigos de cuidadores de padres, suegros… Hasta ahora la mamá había estado en casa tan jándala y ya tiene años y años… y mucho genio (¿será ese genio lo que la ha mantenido tan viva?, ja, ja) pero ahora ya necesita un poco más de atención pues el año pasado hizo un ictus y las cosas ya no son tan sencillas. Así que ella y otro hermano habían pensado que una residencia sería una buena solución, para ella – la madre – y ellos – los hijos. Solo había un problema, había que decírselo a la madre y que ella decidiera pues de cabeza está estupenda así que no hay por qué tomar decisiones por ella. 

Y por eso me acordé del ho´oponopono. Hace unos años, cuando yo estaba en ese mismo momento de cómo hacer con los padres para que ellos estén bien y yo también. Yo sabía que cualquier sugerencia que hubiera venido de mi parte se habría tomado como un abandono, “nos metes en la residencia”… esas frases “magníficas” que están en lo más recóndito de ese cerebro arcaico que nos acompaña en todo momento. No sabía cómo hacer y me puse a orar en ese sentido del ho´oponopono. Durante varios días, centrada completamente en el “Lo siento – Perdóname – Gracias – Te amo”. Y un día que venía con madre de la capital en el coche… me dice ella “hija, me ha dicho X que hay una habitación libre en la resi del pueblo. Yo creo que es la mejor solución para todos, así que el mes que viene nos vamos allí”. Yo la miraba y no podía dar crédito a lo que oía. 

Ayer se lo recordaba a esta amiga. 

Queridos viajeros de luz… que disfruten la entrevista que le hace Francesc Prim a Mabel Katz, una mujer vital y dulce. Como siempre, al final, sabes que la clave está en la confianza. 

La entrevista es muy graciosa porque ella, como digo, es muy vital, se mueve, se ríe… y el entrevistador que a la vez es el editor del libro del que hablan … no se mueve nada, nada, nada. Lo que no quiere decir que no haga bien su trabajo, las preguntas son siempre acertadas pero como un palo de tieso y con ese acento tan fuerte. ¡Es genial! 

Hoy “casualmente” es espejo en la onda encantada que transitamos y el ho´oponopono a mí siempre me resonó a ese sentir especular: lo que tienes que no me gusta… lo tengo yo también o ya lo he hecho… así que lo mejor es disolverlo en mí… que es lo más sencillo porque querer que el otro cambie, aunque nos gustaría (ja, ja),  no es real.

Lo siento

Perdóname

Gracias

Te amo

Es todo lo que necesitamos por hoy. Hacernos responsables de lo que vivimos, sentimos, pensamos, hacemos… 

Gracias, gracias, gracias

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s