ONDA ENCANTADA MAYA DE LA TORMENTA

Durante los veranos largos de Castilla, cuando era niña, vivíamos 2 0 3  tormentas. Es curioso, según escribía lo de los veranos largos… me doy cuenta de que el tiempo en la niñez es diferente al que vivimos después de mayores, muy diferente… yo ahora nunca diría el largo verano… ¡si pasa en un plis plas!

La verdad es que no recuerdo tener miedo a las tormentas cuando era chica, tampoco ahora y las he vivido “curiosas”. El año que el Finder y una servidora pasamos de “guardianes” de un mágico espacio “en el medio de la nada” vivimos unas cuantas que si te gustan ¡ole! pero sino… te pasas un rato metido debajo de la cama como hacen habitualmente los perros que viven con nosotros, por ejemplo. 

Lo que si recuerdo en esos  veranos de chica es el tiempo previo a la tormenta, que podían ser unas horas o incluso días; era algo que se llegaba a pedir “a ver si ya descarga hoy” .. porque ese tiempo anterior a que se abra el cielo y deje caer toda el agua retenida en esas nubes negras podía ser agotador. El sol picaba, hacía demasiado calor y no se podía respirar, se cargaba el ánimo y la cabeza, no podías abrir bien los ojos… el ambiente se iba cargando, se iba cargando y veías que las nubes se agrandaban y oscurecían pidiendo “vamos allá” (hay una luz hermosa en esos días ) y …podía ocurrir que solo fuera “una tormenta de aire” como decían los mayores. El aire se llevaba las nubes pero la cargazón seguía… y había que esperar a que se volviera a montar y ver si esta vez descargaba y producía el milagro que se siente después de una buena tormenta: esa limpieza especial del aire, de las hojas de los árboles y plantas, ese olor tan peculiar a tierra mojada, a tierra de cereal mojada (en mi caso)… Eso no tiene precio… nuestro olfato lo lleva a no sé qué recuerdo ancestral y nos sentimos liberados, ligeros (al menos yo lo siento así).

Esa misma regeneración de la naturaleza a través de una tormenta (que a nivel físico debe ser un milagro de ella) es la que, aplicada a nuestro hacer cotidiano y vital, nos brinda esta onda encantada de la Tormenta Azul. Nos brinda esa impagable oportunidad y además nos provee de recursos a través de los 13 sellos de los que consta esta onda. 

Recordemos que venimos de la onda encantada del Enlazador de Mundos, que nos favorecía en nuestro “morir a lo viejo para nacer a lo nuevo”. Personalmente ha sido bien intensa la onda encantada porque ese morir a lo viejo… pasaba en tiempo por un encuentro para presentar la bio aquí en Salamanca que hacíamos en el centro donde paso consulta. Y he vivido con mucha claridad los programas que todavía andan sueltos y sin atender y liberar. Creo que ya lo he contado en otra entrada pero cuando estudiaba justamente no estudiaba lo que sabía o me contaban que iba a caer en el exámen. Ja, ja, no me digan por qué pero me metió en más de un problema que luego había que resolver con otro examen en la mayoría de las ocasiones.

Esa técnica – la de no estudiar lo que fijo va a caer (había personas que adivinaban muy bien ) – era genial para “no llegar a nada” que era el programa que madre repetía sobre mí- ahora entiendo su proyección perfectamente – y que yo debí de grabar desde el principio. A veces, en un pliegue del camino, como puede ser una presentación o un taller, queda un resquicio de este programa y te “impide” – si no pones atención – disfrutar de la vivencia que tú misma te has puesto… cambiándola por el sufrirla. ¡Y eso no viene a cuento ni trae cuenta! 

Pues eso… 

Tenemos por delante 13 maravillosos y mágicos días para – ja, ja – practicar (tengan cuidado con lo que piden de práctica que luego hay que hacerlo) una auto – generación que es lo que produce la tormenta.

Ayuda, favorece el catalizar de proyectos, sentires… No se olviden que se trata de sentir – lo que sea que se esté sintiendo, sin censura ni crítica… sentir –  no de querer que pase la tormenta. La tormenta pasará… sin duda, lo que nos toca es vivirla. 

La onda encantada nos propone una vía… Cada uno, encuentra la suya. 

Gracias, viajeros de luz por la constante oportunidad de compartir – me. 

Gracias al Universo por enlazarnos… a todos. 

 

 

Onda Encantada de la Tormenta Azul

F O TORMENTAPoder de la Autogeneración

(Desde el día 8 hasta el 20 de marzo de 2016-Año Mago 10)

 

N S 1. 28. 9. 2. Seli. Obsidiana. Mantra: HRAM. Raíz. UPC KIN 106 PAG (martes 8-3-2016)

TORMENTA MAGNÉTICA AZUL – Kin 79

TORMENTA:

Acción: CATALIZAR. Poder: AUTOGENERACIÓN. Esencia: ENERGÍA.

MAGNÉTICA:

Acción: ATRAER. Poder: UNIFICAR. Esencia: PROPÓSITO.

Pórtico Magnético, identifica el Propósito. ¿Cuál es mi meta?

Día 572 de 812 hasta la Consciencia Solar. Los días pasan rápidamente y si no realizamos los cambios necesarios y nos autogeneramos, el avance evolutivo que está supeditado a lo que vivimos y sobre todo a como lo vivimos, se puede ralentizar. Por este motivo cada 260 días vuelve, según el orden sincrónico, la onda encantada de la Tormenta azul que nos impulsa con su energía a cambiar, a programar las autogeneraciones en nuestras vidas para seguir andando con fuerza y decisión renovadas.

Todo es energía más allá de que nos demos cuenta de ello. Energía somos nosotros, la ropa que llevamos, la silla en la que nos sentamos, el árbol del parque, el mar que vemos de colores diferentes según el día y la climatología, las palabras que decimos y escuchamos… todo posee su vida y movimiento especial. Por ese motivo, lo que hacemos, decimos o pensamos tiene una repercusión energética enorme. Los humanos nos encontramos vinculados los unos con los otros y nuestras acciones influyen en todo el universo. ¡Sí, has leído bien, en todo el universo!

¿Y qué hacemos nosotros al respecto? ¿Somos conscientes de esa interrelación universal de las energías? Lo que yo hago, ¿de verdad puede tener repercusiones más allá de mi entorno más cercano? Y si solo pienso sin llevar a cabo ninguna acción, ¿también eso influye lejos donde no estoy yo? ¿Por qué nadie nos da esa información cuando somos pequeños? ¿Toda mi rabia, mis malos pensamientos, mis enfados, mis insultos, mis tristezas y demás han influido a otros? ¿También lo han hecho las alegrías, bondades, risas, amor, compasión, emociones puras, felicidad y demás sentimientos positivos? ¡Seguro! La vida es justa y sabe por dónde llevarnos en cada periodo concreto que vivimos.

Seguimos hablando de la Tormenta que, cuando se presenta sin avisar y no podemos prever su presencia, nos impacta, y remueve parte de los cimientos de nuestra vida metafóricamente hablando. Y a continuación es el momento de seguir el proceso programando paulatinamente los cambios, las modificaciones necesarias para vivir más de acuerdo al nivel de consciencia que vamos adquiriendo con el paso de los días. Porque recuerda, si miras atrás verás que no eres la misma persona, has cambiado, tienes otras inquietudes y anhelos, otras formas de pasar el tiempo libre, te apasionan diferentes lecturas, tienes nuevos amigos…

Todo proviene del resultado de los cambios que la Tormenta, tan apasionada y profunda, nos ha invitado a vivir para elevar la vibración de nuestras consciencias y aproximarnos cada vez un poquito más al objetivo final de esta vida, que para muchos seguro que es acercarnos a Dios. Lo que importa es que en este proceso existe una cualidad que nunca debemos olvidar: el respeto a los caminos y decisiones de los demás, sean los que sean. La verdad absoluta nadie la conoce completamente, cada uno posee una parte de ella.

Las Tormentas no sueltan sus aguas de lluvia siempre en el mismo lugar, la reparten por todo el planeta y a cada sitio llega de forma diferente: fina lluvia, chaparrón, lluvia torrencial, con brisa o vientos huracanados, con rayos y truenos, con tifones y todos los demás efectos atmosféricos. Para nosotros esas consecuencias de la Tormenta pueden simbolizar los sucesos de la vida que se presentan cada instante. Porque si prestamos la suficiente atención vivimos muchos cruces de caminos, situaciones en las que debido a algo que nos atrae (que actuaría de catalizador), hace que esas señales nos inciten a recapacitar, a pensar por un instante casi imperceptible antes de decidir dar el siguiente paso y decir sí o no a una cuestión personal.

Seguro que aparecen los miedos al cambio, pero como somos Guerrero de luz y Magos de la Tierra, nos enfrentaremos con valentía sabiendo que no hay tiempo y que lo que hacemos en este momento está dentro de lo atemporal, unido al pasado y al futuro, ocurriendo en el presente continuo e inscrito en la Noosfera. Cuando la Tormenta se mueve por la fuerza del viento trae comunicación de las altas esferas, información que llega a nuestro ser interior y que nos invita a realizar actividades nuevas que antes nunca hicimos. Todo se guarda en la Noosfera, es importante que conectemos con ella, además hoy sincrónicamente es el Kin 79, y el número 79 es el de la “constante de la Noosfera”.

Seguimos avanzando, reconociendo que la energía nos rodea y nos penetra. Todo en el universo está compuesto de diferentes formas de energía, y nosotros no somos la excepción. Si tenemos un pensamiento fugaz, es energía que ha salido de nosotros y se escapa al universo. Por lo tanto el destino final de la misma depende de la calidad que posea, de la intensidad y de la intención.

Nos esperan 13 días en los que es posible que la tormenta con sus aguas y todo lo que le acompaña se presente en nuestras ciudades, y también, de forma metafórica, en la vida. Es preciso hacer repaso a las experiencias que vivimos y los objetivos que nos proponemos, porque en ellos está nuestra mente y por consiguiente nosotros mismos. Tormenta, ayúdame a programar mis cambios, esos que preciso para que cuando vengan tiempos difíciles no me desanime y siga adelante. ¡la vida es maravillosa! Necesito creerlo las 24 horas de cada día los 365 días del año de las 13 lunas.

Fuente: http://ondaencantada.com/2016/03/onda-encantada-de-la-tormenta-azul-10/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA, ONDAS ENCANTADAS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s