ONDA ENCANTADA DEL ESPEJO (del 16 al 28 de abril)

Una servidora trasciende la onda encantada para conseguir mi propósito de morir a lo viejo para nacer a lo nuevo, a través de este Espejo del que hoy empezamos los 13 días de su onda encantada. 

Hoy ha emprendido el camino de regreso a casa el padre de un buen amigo y él también me era familiar. Hace años, cuando todos éramos más jóvenes y yo estudiaba con uno de los hijos… hacíamos muchas risas con el padre. 

Buen viaje, Ángel. Sé que no es una despedida… nos seguiremos viendo. 

Durante estos próximos 13 días , estaremos muy atentos a los reflejos nuestros y propios que proyectamos en otros y que nos parecen ajenos… como si no tuvieran que ver con nosotros y nuestro ser interno. Ja, ja… 

Para mí este símbolo maya del espejo es muy muy importante y fundamental a la hora de evolucionar… hasta que no vemos que los demás reflejan lo que somos… estamos dando palos de ciego y se nos va la vida en quejas, reproches, rencores… 

Y es un placer ver que ese reflejo se va embelleciendo, se va purificando, se va… 

Qué disfruten de su propio brillo reflejado en todo pues al fin y al cabo… todos somos espejos. 

Gracias de corazón por la oportunidad, viajeros de luz. Gracias. 

Onda Encantada del Espejo Blanco

OE ESPEJOPoder del Sin Fin

(Desde el día 16 hasta el 28 de abril de 2016-año Mago 10)

 

N S 1. 28. 10. 13. Limi. Jade. Mantra: HRUM. Plexo Solar. UPC KIN 194 (sábado 16-4-2016)

ESPEJO MAGNÉTICO BLANCO – Kin 118

ESPEJO:

Acción: REFLEJAR. Poder: SIN FIN. Esencia: ORDEN.

MAGNÉTICO:

Acción: ATRAER. Poder: UNIFICAR. Esencia: PROPÓSITO.

Pórtico  Magnético, identifica el Propósito. ¿Cuál es mi meta?

Día 610 de 812. Dan comienzo los 13 días de la Onda Encantada de Espejo Blanco en donde el brillo y claridad de nuestras propias imágenes se nos van a mostrar para reconocernos con más facilidad. El Espejo es el único elemento visible en la naturaleza que nunca nos va a mentir; nos muestra la imagen de cómo somos por fuera, en el exterior, con las cualidades físicas completas.

No nos podemos sentir engañados al observarnos, a menos que el propio Espejo esté trucado y nos muestre alguien que en realidad no somos. Porque la distorsión de lo que refleja podría inducirnos a creer en falsedades y basar la vida en el resultado equivocado de esa visión. Entonces nos aseguraremos bien de que aquello que somos sea lo que los demás vean de nosotros, que es lo que él ha reflejado. Pero hay más, al observar el cuerpo, siempre se vislumbra algo diferente, unos matices de personalidad, un halo de espiritualidad, una luz especial…

¿Hemos experimentado lo mágico que es el Espejo? Introduce en su interior todo aquello que se le coloca delante y lo mantiene mientras esté allí, frente a él. Sin embargo, con el paso del tiempo, esa imagen irá modificándose ya que cada momento es diferente en el aquí y ahora. Si colocamos una pieza de fruta delate del Espejo y la dejamos por un tiempo, veremos cómo la imagen va cambiando cuando la fruta va madurando y al final se desvitaliza y es eso lo que se refleja. Han pasado muchos días y cada uno muestra su realidad presente.

La vida trascurre de igual manera por etapas. Cada día es diferente al anterior, sin embargo en la monotonía de los humanos, cada día es igual al anterior, solo cuando observamos desde un tiempo futuro el pasado, vemos los cambios. El sin fin es esto, unir un instante con el siguiente, un momento con el anterior, el día de hoy con el mañana, este siglo con el anterior y el siguiente y así sucesivamente. Todo mantiene un perfecto orden terrestre y cósmico. Y ahí estamos nosotros, sin apenas darnos cuenta que el ayer nos trajo al hoy y que este nos lleva al mañana. Los sucesos de la existencia no van solos, se encadenan unos a otros, y sin enterarnos, continuamente se nos cierran y abren puertas.

El tiempo trascurre con un orden perfecto. Cada momento aparece único y eterno, nada cambia, nos vemos iguales que siempre. Incluso a veces esa monotonía no nos gusta y deseamos que algo nuevo nos suceda. Pero, ¿somos nosotros quienes tenemos que atraerlo? ¿Miramos el objetivo que queremos alcanzar en la vida para saber por dónde ir en cada periodo? ¿Conocemos nuestras propias aspiraciones? ¿Nos conformamos con lo que somos y tenemos o deseamos más? ¿Qué opinamos de nuestra imagen reflejada en el Espejo? ¿Nos reconocemos a veces en los demás cuando hablan o actúan? ¿Lo que otros hacen o dicen nos recuerda a nosotros mismos?

Para que nuestras vidas sean consecuentes, es preciso mantener un cierto orden tanto externo como interno. Imagina que el Espejo está en tu habitación y refleja lo que tiene delante: la ropa tirada por los suelos y los restos de comida por las sillas y estanterías. Lo que vemos nos contará que esa persona es desordenada y que no sabe lo que busca en su vida, solo quiere salir de casa sin ver nada de lo que ocurre en su entorno cercano. Irá muy arreglada y bien vestida, pero el mismo caos que tiene en la habitación lo lleva en el interior. Los caminos se deben ver claros y nítidos y eso no lo da el desorden y el abandono.

En estos 13 días es posible que nos sintamos empujados a arreglar armarios, a ordenar de nuevo las habitaciones, a limpiar estanterías y objetos, a ver alrededor el reflejo de lo que somos por dentro. Quizás vayamos a casa de un amigo y al ver su orden o desorden, se nos encienda una lucecita sobre nuestro propio caso. O bien, al buscar una prenda de ropa preferida para ponérnosla, veamos que no está limpia, e incluso debamos buscarla entre un montón de otras prendas sucias. ¿En qué nos hemos convertido? ¿Por qué vivimos sin orden? ¿Nos sentimos felices y con paz interior? ¿Qué supone el vivir en una casa ordenada, arreglada a nuestro propio gusto y con la decoración personal? La visión del entorno al estar en ella, nos relajará y afectará al orden interior.

Aquello que somos por fuera es el reflejo de lo que hay en el interior, ¿estás de acuerdo? Aquí se dan todas las opiniones posibles según la experiencia de cada uno. Hay quien asegura que todo desorden tiene su orden intrínseco y personal…, y que si alguien lo modifica, el otro no encontrará lo que busca. Son formas diferentes de ver el orden del Espejo.

Vamos a mirarnos como somos en el espejo, sin florituras, solo él y nosotros. Nos fijaremos en un rasgo de nuestro cuerpo y cara, y durante toda la onda, los 13 días, observaremos en el espejo eso mismo. Seguro que habrá alguna variación por pequeña que sea. El paso del  tiempo es inexorable. De cada instante al siguiente no se aprecia, pero si hoy ves una foto tuya de hace 10 o 20 años, ¿se notarán los cambios en tu imagen? Lo que importa es que al mismo tiempo que los días nos muestran su paso, nosotros vivamos con más consciencia y elevemos la vibración. El ayer, hoy y mañana, apenas se diferencian, pero si el ayer es de hace unos años, se apreciará seguro.

Fuente: http://ondaencantada.com/2016/04/onda-encantada-del-espejo-blanco-10/

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA, ONDAS ENCANTADAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s